¿Cómo hacer el Camino de Santiago y no morir en el intento?

Hacer el Camino que te lleva hasta la tumba del apóstol Santiago el Mayor, y fulminarlo sin problemas y satisfecho, es una hazaña que puede hacerse de forma fácil, siempre y cuando se actúe con prudencia en todo momento, y no se ponga en riesgo la salud y comodidad en ningún momento.

Muchos te aconsejarán sobre lo que debes hacer antes de dirigirte a alguna de las rutas, hablando sobre qué preparación física debes hacer para hacer el recorrido a pie o en bicicleta, o cuales son los objetos que debes llevar en tu mochila; pero lo cierto es que, la preparación mental es fundamental para no olvidar nada en el recorrido.

¿Qué debes hacer para sobrevivir?

La verdad es que cualquiera de las rutas hacia el apóstol Santiago el Mayor puede volverse difícil si no te preparas para recordar esas cosas esenciales para el camino, existen necesidades básicas como comer o hidratarte, pero hay otras que no las saben todos y que te ayudarán a mejorar la travesía; éstas son:

  • Inicia y termina el recorrido a horas prudentes y con suficiente luz para que aproveches el camino, recuerda que alrededor de las rutas encontrarás alojamiento para no pasar la noche afuera, y en las mañanas podrás comenzar a penas salga el sol y alojarte antes de que se esconda.
  • Ten en cuenta todas las alternativas del camino y elige siempre las más fáciles, no tiene sentido que te canses mucho antes de encontrar un alojamiento de tu gusto, si ves que es posible darle la vuelta a un camino muy desnivelado o difícil para ti y tu grupo, entonces ve por la salida cómoda.
  • Alimentate e hidratate adecuadamente y en los momentos en los que tu cuerpo te lo pida, bien dice que el organismo es sabio y si tienes hambre o sed no debes esperar a no poder más; así mismo, protegete bien del sol y la lluvia para evitar que tu organismo sufra las consecuencias.
  • Asegura el camino a medida que lo vas recorriendo y evita los agujeros en el terreno, o los lagos en los que no se puede ver el fondo, ya que te enfrentas a torceduras y fracturas casi inevitables; además, utilozatus manos para estabilizarte, impulsarte o recobrar el equilibrio.

Ahora bien, siguiendo estas recomendaciones y preparándote mentalmente para no olvidarlas ante las diferentes situaciones, tu Camino hacia la tumba del apóstol Santiago el Mayor será todo un paseo; aparte de esto, no tendrás que preocuparte de nada y lograrás disfrutar de la experiencia satisfactoriamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies