El cine animado y su toque de magia

Al hablar de cine animado es imposible dejar de nombrar a Ratatouille, es una película llena de magia y amor por la cocina, hace que cualquiera quiera aprender a cocinar después de eso.

La historia que se muestra en esta película es peculiar y al ser animada  incluye factores que hacen que la imaginación se alimente de imágenes llenas de color, personajes que se ganan nuestro cariño.

Además de poseer momentos únicos que nos llenan de emociones diferentes, todo en una sola película, minutos que pueden hacernos sentir que la magia del cine es totalmente real.

Ratatouille y sus enseñanzas sobre la cocina

Esta historia se desarrolla en parís la meca de la buena cocina, y es que nos conseguimos con una pequeña rata que posee un amor por la cocina tan increíble que la hace dejar a su familia para dar rienda suelta a sus talentos.

Esta historia se mezcla con la de un joven un poco torpe que trabaja en un restaurant que fue muy famosos pero luego de la muerte del chef principal decae totalmente gracias a la avaricia del contra personaje.

Al encontrarse esta pequeña rata con el joven comienzan a tener una relación personal que hace que el chico se convierta en chef, esta pequeña rata nos causa tanta emoción, ver Ratatouille  hará que quieras ser tomo un maestro de la cocina.

Con esta película no pararan las risas, emociones fuertes, sorpresa, y hasta momentos tristes, haciendo que pensemos en como con la comida podemos transmitir tantas emociones diferentes.

Un plato de comida nos pude llevar a nuestro momento más feliz haciendo que las emociones broten por nuestros poros llenándonos de sentimientos indiscutibles, por eso muchos luego de ver Ratatouille terminan tomando la cocina más en serio.

Con esta grandiosa película podremos aprender a realizar uno que otro plato, pues nuestra pequeña rata apodada chefsito por el protagonista nos dice que no importa quien seas, o donde estés lo importante es que quieras hacer algo tan bien que te conviertas en el mejor.

Para ser el mejor hay que poner alma en lo que hacemos, esa es una de las mejores enseñanzas de esta hermosa película, lo mejor de todo es que puedes verla en familia, con los más pequeños de la casa, con tu pareja, con amigos o en soledad, porque es perfecta para cualquier ocasión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies