¿Hubo negligencia médica en el tratamiento del coronavirus?

Si algo sabemos es que las consecuencias de la pandemia provocada por el COVID-19 van a inundar los juzgados españoles (por no decir los de todo el mundo) debido a las negligencias por un lado y la  responsabilidad del defectuoso funcionamiento  de la  administración por el otro.

Es indudable que muchos abogados negligencias médicas defenderán a familias de pacientes fallecidos, las cuales defenderán que si hubiese habido los medios necesarios estos  seguirían vivos. 

Por el otro lado, el personal sanitario tendrá que defenderse alegando que esa falta de medios proviene de las decisiones del gobierno español, ya que no supieron atajar la pandemia en sus primeros días provocando así un contagio mucho más mayor y mayor escala.

Así la pelota pasará al tejado del Gobierno, y será decisión de los familiares y de sus representantes plantearse si demandar directamente a este por el anormal funcionamiento de los hospitales.

Miremos por dónde lo miremos en los próximos meses el debate estará servido. Pero no tenemos duda de que será un debate sin precedentes en el que será la justicia la encargada de dictaminar de quién es la responsabilidad.

¿Es posible acusar a un médico que (sin duda alguna han puesto en peligro su propia vida en este caso) ha intentado hacerlo que puede pero sin mediosa su disposición de un fallecimiento?

Viendo los testimonios de los enfermeros, celadores y médicos es fácil imaginarse que las condiciones que han vivido estos días pasados se asemejan más a unas condiciones de guerra que a condiciones normales.

 

¿Responsabilidad del Gobierno el anormal funcionamiento de la administración?

En este caso tendremos que esperar a los informes para ver qué pudo hacer el Estado en realidad con todo lo que se le avecinaba y  lo que realmente hizo.

En ellos descubriremos si a lo que se enfrentaron fue a una fuerza mayor o si por el contrario pudieron poner más medios para anticiparse a lo que se nos venía encima y no tomaron estas medidas.

A día de hoy lo podemos  ver en cualquier televisión,periódico o en las conversaciones que se tienen a pie de calle, la mayoría dela gente piensa  que se  tomaron medios leves y tarde, pero esta responsabilidad solamente se podrá medir  al momento en que pudo ser cognoscible la situación hospitalaria que se iba a producir. 

Es decir, si viendo lo que estaba pasando en China era suficiente razón para movilizarse y poner medios para que el colapso de hospitales no se hubiese producido, lo mismo pasa cuando empezó a darse la misma situación en Italia.

En este caso serán los expertos los que juzguen los diferentes supuestos, qué habría pasado si se hubiesen tomado medidas más tempranas, incluso semanas antes. Y si en ese supuesto se podría haber tratado de manera adecuada a todos los contagiados.

Al igual que ahora, cuando miramos a países como América (y desde nuestra situación actual) no entendemos porque no toman medidas drásticas, habrá que analizar por qué el Gobierno Español se quedó esperando a ver qué pasaba.

En cuanto a las negligencias médicas deberemos analizar con cuidado qué consecuencias ha tenido que otros médicos (especialistas en otro tipo de enfermedades y no virólogos) hayan tratado a pacientes críticos.

O, si es aceptable, dejar como ha pasado que  estudiantes de medicina o médicos ya jubilados (que además les sumamos que son personas con alto riesgo por su edad) hayan tratado también a pacientes en los hospitales.

Veremos en los juzgados, y de manos de los abogados especialistas en negligencias medicas si este tipo de fallos  los podemos atribuir a la falta de previsión del Estado (ante algo, que  desde enero nos vinieron avisando) o no.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies