Problemas comunes en los cinturones de seguridad del coche

Los cinturones de seguridad del vehículo son dispositivos bastante sencillos, aun así, en ocasiones, surgen problemas mecánicos con ellos, interfiriendo en su funcionamiento. Hay oportunidades en las es probable que se deba a alguna obstrucción, que la cinta se haya enrollado de manera incorrecta o como consecuencia de un golpe en algún siniestro. Hay ciertas recomendaciones que pueden aplicarse para evitar averías y así mantenerse seguro.

Consejos para el uso y cuidado de los cinturones de seguridad

Es posible que el abrocharse el cinturón de seguridad ya le sea un acto reflejo al subir al coche; sin embargo, muchas veces por eso mismo la persona puede pasar por descuido alguna imperfección en su ajuste. Esté atento a que la cinta quede pegada a su cuerpo y que no tenga ningún tipo de dobleces o nudo y asegúrese de que el botón del gancho se detone al conectarlo.

Debe revisar que el cinturón funcione correctamente una vez que se lo haya puesto, sobre todo si ha tenido algún accidente reciente en el que pueda haber sufrido algún desperfecto en su mecanismo, y deformaciones o cortes en la cinta. Si consigue alguna anomalía, deberá ser reparado o reemplazado por un personal capacitado; no es recomendable desarmar el mecanismo de los cinturones, si no se poseen suficientes conocimientos al respecto.

Existen algunos problemas sencillos que son posibles de remediar en casa aun sin estar preparado para ello, como el bloqueo del cinturón que puede ser a causa de una mala posición del asiento. El sistema del asiento tiene una especie de bola que sirve como una especie de palanca sobre un trinquete dentado para poder bloquear el sistema retráctil. Para liberar el atasco pruebe colocar el asiento en posición vertical y chequee si desaparece el bloqueo.

Otra probabilidad es que una especie de botón que se coloca en una parte la cinta (para contener a la hebilla), se haya desprendido; si es así, hay que reponerlo. De lo contrario, el sistema no funcionará, debido a que la hebilla podría pasearse libremente por cualquier parte de la cinta sin tener un tope que la detenga, y por ende el cinturón no quedaría prensado.

En caso de que el cinturón se tranque, asegúrese de que no se le haya pegado algo que le impida enrollarse en la bobina. Si no es esa la causa, puede retirar la carcasa que cubre el sistema y verificar su interior, ya que hay objetos pequeños, como monedas o juguetes, que pueden colarse hacia  dentro y entorpecer el proceso en cuetión; de ser así, proceda a quitarlos y vuelva a tapar.

No sirve de mucho tener un buen sistema de seguridad, si no lo utiliza adecuadamente. No coloque almohadillas entre su cuerpo y el cinturón, tampoco los doble o anude para acortarlo, puesto ellos se ajustan por sí solos gracias a su mecanismo retráctil. Es preferible reparar cualquier falla que tenga tan pronto como le sea detectada, para evitar situaciones lamentables.

Con recambios automovil segunda mano es posible ahorrarse un poco el presupuesto y obtener buenos resultados. Hay empresas que tienen acceso vía online que, además de ofertar precios más accesibles que las tiendas convencionales, ofrecen diferentes servicios que pueden serle útiles.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies