Fallos del arbol de levas del coche

El árbol de levas es uno de los principales componentes del sistema de distribución en los coches de combustión interna. Por medio de él es posible controlar el accionamiento de las válvulas de admisión y escape, tiene un eje rotativo el cual impulsa a las levas y activa el abrir y cerrar de las válvulas a través de un sistema de muelles. Otra de sus funciones es obtener la potencia transformando la energía del combustible en movimiento mecánico.

Al igual cualquier otro eje de giro continuo, este sistema corre el riesgo de perder la lubricación, lo cual podría forzarlo y desgastar sus apoyos y rodamientos. Esto podría darse si ocurre algún tipo de fallo en la bomba encargada de que el lubricante impulsado tenga suficiente presión, o si se deja que el aceite circule por debajo del nivel recomendado. Por ser el último paso del circuito, se expone a que si alguno de los cojinetes tiene fallos, no permita que el lubricante culmine el proceso.

Detección de averías el árbol de levas del coche

En el caso de que el vehículo no quiera arrancar, es muy probable que se haya gripado el árbol de levas y solo quede reemplazarlo. Por ello es que poder detectar a buen tiempo una avería podría ser un ahorro muy significativo, y para lograrlo es necesario saber interpretar los síntomas que presente el coche y así lograr tomar las medidas pertinentes. Algunas de las señales de desperfectos son:

Ruidos de traqueteos: cuando el sonido no afecta al rendimiento de la máquina, los sonidos que se produzcan deben ser por un mal acoplamiento de los engranajes, soportes que perjudiquen el juego axial del árbol de levas o que el desgaste de los casquillos sea demasiado. Si aparte la potencia del vehículo se ve afectada, es posible que el apoyo de algún eje se haya gripado.

Chirridos estridentes y sonidos similares: los chillidos suelen ser un anticipo de que el árbol de levas está por griparse, en ese caso lo más adecuado es revisar el estado en el que se encuentran los apoyos por si acaso alguno está dañado. Si se nota que el rendimiento del motor merma, lo más seguro es que una de las levas se haya partido o que exista una holgura entre ellas.

Ante cualquiera de estos síntomas es aconsejable acudir a un taller para descartar averías. Si se amerita reparar, las piezas podrían adquirirse en un despiece volkswagen, Toyota, Jeep, etc., sin importar la marca que sea los repuestos de segunda mano son una excelente opción para ahorrar el presupuesto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies